Campeonato chapas Aspanion

En estos tiempos en que la tecnología lo abarca prácticamente todo, Antonio Manuel Martínez decidió tirar de nostalgia y rescatar las tardes de fútbol casero para crear Fútbol Base, un juego de mesa inspirado en las míticas chapas,

con el que, según presume, uno puede meter golazos como los que se ven en cualquier estadio de Primera División, pero en el salón de su casa. Una idea perfecta para dejar por un par de horas los dispositivos móviles, las videoconsolas y los dibujos animados de la tele y volver a jugar con las manos. Sin duda alguna, una oportunidad para que los niños y niñas de hoy echen un vistazo a la infancia de sus padres y comprueben que hay muchas formas de divertirse más allá de la tecnología. Algo que se agradece, por cierto. Uno de los lemas de la marca es “¿No te aburre jugar solo?”. Toda una declaración de intenciones.

Fútbol Base colabora con la Asociación Niños con Cáncer Aspanion

Pero es que Antonio Martínez ha ido un poco más allá y ha querido que su idea sirva, además para ayudar a los que más lo necesitan y es ahí donde entra en juego Mediolanum Aproxima como altavoz de la iniciativa. El 2% de las ventas de todos los productos que genere Fútbol Base se destinarán a la Asociación Niños con Cáncer Aspanion, una asociación sin ánimo de lucro con sede en Valencia que “tiene como objetivo hacer frente a una serie de necesidades y problemas sociales, sanitarios y psicológicos de los niños y familias derivados de la enfermedad y de los tratamientos”. Una magnífica manera de unir diversión y solidaridad. Una iniciativa que aplaudimos desde el proyecto solidario de Banco Mediolanum.

Fútbol Base, que incentiva volver a jugar en familia, el espíritu de equipo y que los niños y niñas vuelvana mirarse a la cara sin pantallas de por medio, cuenta con un tablero que forma dos campos, uno de fútbol 11 y otro de fútbol 8, porterías y hasta campos de entrenamiento y un campus de tecnificación para que los chicos puedan aprender a hacer jugadas de ensueño a ras de suelo como si fueran el entrenador de un club grande. La genialidad del invento se puso de manifiesto el pasado 26 de diciembre en Valencia, una fecha que marcó el comienzo de esta aventura para Fútbol Base.

Primer torneo con Aspanion como protagonista

goles y solidaridad

Por la mañana, los niños y niñas que acudieron al torneo aprendieron a jugar y por la tarde la cosa se puso seria con la celebración del primer torneo a través de un sistema de liguilla (todos contra todos) en dos categorías (niños de 8 a 12 por un lado y de 13 a 18 por otro). Aspanion y su madrina Marta Solé también estuvieron presente en la entrega de premios. Fútbol Base no solo es un juego divertido (ideal para los que aman el deporte rey), sino que incentiva valores que deberían recuperarse en el ámbito del desarrollo de los menores (trabajo en equipo, juego limpio, deportividad, compañerismo), además de incorporar esa cláusula solidaria del 2% a favor de Aspanion. Si te gusta el fútbol y quieres alejar a los niños de la pantalla, ya sabes. Mantente atento a la web de Fútbol Base, porque organizará futuros torneos en diferentes ciudades de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *