1-mayo-2018-derechos-laborales-personas-discapacidad

El Día Internacional del Trabajo conmemora la lucha de los trabajadores de todo el mundo por la meta del trabajo digno, seguro y justamente remunerado. No es una fecha cualquiera. Es una fecha especial con un significado profundo, aunque hoy solo sea, para muchos, una jornada en la que no se va a trabajar.

Trabajo digno, justamente remunerado y que permita el desarrollo de las personas y su integración social, cultural, económica y familiar. Un listado de derechos al que aspiran las personas con discapacidad: porque ellas también tienen derecho a desarrollar sus vidas de manera plena y eso incluye su inmersión efectiva y sin discriminaciones en el mundo del trabajo. Una meta que, aún hoy, está muy lejos de conseguirse plenamente.

Situación actual

En mayo del año pasado, un comité de expertos de la Organización Internacional del Trabajo se reunió para analizar el estado de la inclusión de las personas con discapacidad en el mundo laboral, un aspecto que, según datos internacionales, afecta a un 15% de la población mundial. La Organización Mundial de la Salud estima que unos 1.000 millones de personas tienen algún tipo de discapacidad y que entre 100 y 112 millones tienen un grado de discapacidad que les impide desarrollar su vida de manera autónoma. En España, unos 3,4 millones de personas tienen alguna discapacidad: esto es, un 8,5% de la población. Pues bien, los expertos determinaron que hay mucho que hacer “para asegurar que las personas con discapacidad puedan ejercer sus derechos laborales y sindicales, en igualdad de condiciones, una temática que por su importancia se incorpora además al elenco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Poner cara al problema: conocer de cerca el trabajo

Hace unos años, para celebrar otro Primero de Mayo, te contábamos el caso simbólico de Antonio; la historia de un chico que encuentra su primer trabajo. Un chico con Síndrome de Down, esto es, un chico como cualquier otro. La integración de los hombres y mujeres con discapacidad ha sido siempre uno de los principales caballos de batalla de sus familias. De esas familias, precisamente, han surgido la mayor parte de las asociaciones civiles y organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan en este ámbito y que en fechas como esta se enfrentan a un doble reto: el derecho al trabajo y el de la integración.

Muchas de las organizaciones que forman parte de Mediolanum Aproxima dedican su esfuerzo a la integración plena de personas con discapacidad. Unas organizaciones que siempre necesitan a alguien que les eche una mano. Una buena manera de ver lo que están haciendo es conocer las ONG que trabajan cerca de ti y animarte a dar el paso. Contacta con tu Family Banker® y sal de dudas. Ayudar a los que ayudan tiene doble premio: el menos importante son las desgravaciones fiscales de las donaciones solidarias y el más importante es saber que estás siendo parte de algo muy grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *