Efrén Martínez, Consultor de Banca Personal, nos habla de la faceta más solidaria de su trabajo.

En Mediolanum Aproxima, el Family Banker ® es la clave, apadrinando a ONG para promover entre sus clientes la colaboración a través del apoyo económico y el voluntariado.

Efrén Martínez León, Family Banker ® en Málaga, apadrina a la Fundación Luis Olivares y nos cuenta cómo incorpora un lado solidario a su trabajo y cómo apoya a la Fundación, que nace por expreso deseo de Luis, un niño cuyo deseo antes de fallecer fue que sus padres cuidaran de niños y niñas, que como él, sufren cáncer.

¿Qué te movió a participar en un proyecto solidario como Mediolanum Aproxima?

Cuando escuché por primera vez hablar de Mediolanum @proxima no me lo pensé, por el tipo de trabajo que tenemos los Family Banker ®, con mucho tiempo dedicado a nuestros clientes, es difícil poder colaborar de manera continuada con alguna ONG, por ejemplo como voluntarios. Sin embargo, con Mediolanum Aproxima por fin tengo la oportunidad de incorporar la solidaridad en mi día a día, en mi trabajo.

¿Cómo incorporas el proyecto en tu día a día?

Cada vez que me reúno con un cliente hablo sobre Mediolanum Aproxima, pero sobre todo comparto la magnífica labor que realiza la Fundación Luis Olivares por los niños y niñas de Málaga. Además, aprovechamos las Reuniones Cliente para invitar a la Fundación a explicar sus proyectos directamente, nadie mejor que ellos para contarlo.

¿Qué crees que tú, como Family Banker ®, puedes aportar en un proyecto de estas características?

En general el Family Banker ® está muy cerca del cliente, de las personas, y eso es justo lo que les falta a las ONG más pequeña, poder llegar a la gente, que conozcan la labor que realizan y sobre todo, formas concretas de colaborar. Nosotros podemos llegar a más de 2.000 potenciales colaboradores, nuestros clientes, sólo en Málaga.

¿Cómo reciben los clientes el proyecto?

De manera muy positiva, a menudo me piden más información sobre la Fundación y sobre cómo hacerse voluntarios. Uno de mis clientes ya colabora con la Fundación, los viernes lee cuentos a los niños y niñas y da clases de inglés, y otro de  mis clientes dentro de poco empezará a trabajar como voluntario, pero primero tiene que realizar un curso preparatorio, dada la situación de los niños y niñas hospitalizados.

¿Qué crees que nuestros clientes pueden hacer por las ONG?

Mucho, por ejemplo colaborar económicamente con los proyectos, pues to que las ayudas son cada vez menores, y mayores las necesidades.  Pero también ser voluntarios, dedicar tiempo, es vital para que puedan desarrollar los proyectos. Además, en ocasiones surgen necesidades materiales de todo tipo.

Efrén Martínez demuestra que, desde Banco Mediolanum, podemos hacer mucho por nuestros clientes y por la realidad que les rodea, ayudándoles a dar el paso de colaborar con ONG cercanas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *